0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin

Las prehormonas androgénicas como la dehidroepiandrosterona (DHEA) aumentan en la pubertad temprana, alcanzan su punto máximo en la segunda y tercera década y luego disminuyen, independientemente del estado menopáusico.

Muchos investigadores han examinado sus posibles efectos beneficiosos en mujeres, sobre todo en aquellas con estados de deficiencia de DHEA y en mujeres en etapa menopáusica, aunque su papel y su potencial como agente terapéutico sigue generando controversia.

¿Cómo sabemos si tenemos deficiencia de DHEA?

La DHEA es el mayor esteroide de la adrenal fetal, desciende rápidamente después del nacimiento y aumenta nuevamente antes de la pubertad en el estado conocido como adrenarquia (6-8 años).

Los niveles más altos se encuentran en la edad reproductiva temprana y luego la DHEA desciende un 2% anualmente.

A los 70 años es un 20-25% de los niveles encontrados en los adultos jóvenes.

Es ampliamente conocido que la secreción de estos esteroides adrenales desciende con el envejecimiento y que esta caída de los niveles plasmáticos de DHEA y DHEAS ( sulfatada),  ocurren paralelamente con la incidencia de cambios metabólicos e incremento de enfermedades, sugiriendo que los altos niveles de estos esteroides podrían proteger contra el desarrollo de diversos procesos degenerativos.

En la mujer menopáusica,  la DHEA y DHEAS y también con ooforectomía ( extirpación de ovarios),  se produce un descenso temprano en los niveles de DHEA-S.

¿Qué función tiene la DHEA en la mujer?

Los estudios han examinado el beneficio potencial de la terapia con DHEA para el antienvejecimiento, la disfunción sexual, la infertilidad, la salud ósea metabólica, la cognición y el bienestar en estados de deficiencia hormonal como la insuficiencia suprarrenal primaria, el hipopituitarismo y la anorexia, así como la administración a mujeres sin este problema de salud en etapas donde hay una disminución.

Se ha propuesto que debido a que la dehidroepiandrosterona (DHEA) y su sulfato, DHEAS, son precursores importantes para la producción de estrógenos y andrógenos, el tratamiento con DHEA es una estrategia de base fisiológica para el alivio de los síntomas de deficiencia hormonal en mujeres posmenopáusicas.

Actualmente solo está como medicamento la prasterona (Intrarose), administración local de óvulos de DHEA, que muestra un beneficio en la atrofia vulvovaginal, tal como os expliqué en un anterior post.

La prasterona (DHEA) es un precursor inactivo de estrógenos y andrógenos con un mecanismo de acción (intracrinología) novedoso frente a otras terapias.

Muchas tenéis dudas cuando vuestro ginecólogo os prescribe Intrarose ® y al llegar a casa leéis el prospecto.

Cuando dispensó Intrarose a mis pacientes les explicó que este medicamento se basa es la intracrinología, la responsable de que no tenga efectos sistémicos y solo locales , lo que le hace ser un fármaco seguro y muy bien tolerado, y su conversión a estrógenos y testosterona no pasará a sangre.

La mucosa vaginal tiene la capacidad intracrinológica de convertir la dehidroepiandrosterona (DHEA) en estradiol y testosterona, al ser sus células capaces de producir las enzimas: hidroxi-deshidrogenasas, 5 alfa-reductasas y aromatasas.

La prasterona tiene una ventaja añadida sobre los estrógenos locales como Blissel: Una que es tan efectivo como estos en atrofia vulvo-vaginal (AVV) y otra de que presenta efectos androgénicos locales concomitantes que pueden ser los responsables de una mejoría en la salud sexual.

La DHEA de forma oral o transdérmica (crema HRT o pentravan) solo puede recetarse en fórmula magistral, para otra indicación que el médico considere.

Los riesgos del uso fisiológico o farmacológico elevado de DHEA incluyen efectos secundarios androgénicos y estrogénicos que son motivo de preocupación para la administración a largo plazo, sin embargo, se ha demostrado que la DHEA exhibe efectos agonistas débiles sobre los receptores de estrógeno (ER) α y β y es un antagonista débil del receptor de andrógenos (AR).

¿DHEA como terapia hormonal en menopausia? DHEA exógena.

Se ha propuesto que el tratamiento de mujeres posmenopáusicas con DHEA puede dar como resultado efectos androgénicos y, por lo tanto, mejorará la libido y el bienestar a través de su conversión a testosterona y efectos estrogénicos que darán como resultado mejoras en los síntomas vasomotores de la menopausia.

Hasta la fecha, hay ocho ensayos aleatorizados publicados sobre el tratamiento oral con DHEA para la baja función sexual en mujeres posmenopáusicas sanas. Algunos de los estudios demostraron un efecto positivo del tratamiento con DHEA en la función sexual, mientras que otros no mostraron ningún beneficio

La DHEA se ha administrado hasta ahora por vía oral y parenteral, ya sea por vía transdérmica o vaginal. Cuando se administra a mujeres posmenopáusicas, la DHEA se transforma principalmente en andrógenos en lugar de estrógenos.

El cuanto al uso de DHEA vaginal se ha evaluado durante 12 semanas en mujeres que presentan principalmente dispareunia y sequedad e irritación vaginal subjetivas. La atrofia vaginal se revirtió con cambios mínimos en los niveles séricos de hormonas esteroides, que permanecieron dentro del rango posmenopáusico normal. En este estudio se informaron efectos beneficiosos sobre cuatro aspectos de la disfunción sexual, el deseo/interés, la excitación, el orgasmo y el dolor en la actividad sexual. Estos datos sugieren que la estimulación androgénica/estrogénica local combinada en la vagina puede ejercer efectos favorables sobre la función sexual en mujeres que padecen atrofia vaginal.

La DHEA pueda considerarse pues, una opción terapéutica para el tratamiento de la atrofia vaginal. Queda por investigar si estos efectos se mantienen para las mujeres sin atrofia vaginal.

Te asesoro sobre que es lo más conveniente y como hacerte un seguimiento farmacológico aquí:

Asesoramiento en menopausia online

Por vía oral y transdérmica, en general la evidencia de los estudios publicados no respalda la eficacia de la terapia sistémica con DHEA para el tratamiento de la disfunción sexual femenina. Sin embargo, se ha hecho estudios con DHEA en mujeres menopáusicas y se ha visto que aumenta la densidad mineral ósea (DMO) por lo cual previene la osteoporosis al aumentar los niveles de osteocalcina (marcador de formación ósea) y disminuye la relación hidroxiprolina/creatinina (marcador de resorción ósea) y en deterioro cognitivo.

También se está evaluando el efecto de la suplementación con DHEA en mujeres con reserva ovárica disminuida, aunque se requieren ECA multicéntricos bien diseñados para proporcionar más información sobre la efectividad de la DHEA. La ausencia de efectos secundarios significativos no debe considerarse como un argumento para apoyar el tratamiento con DHEA.

Aunque se sospecha que la baja dehidroepiandrosterona (DHEA) tiene un papel en el envejecimiento de la piel, hay poca información disponible sobre los mecanismos potencialmente involucrados, en un estudio de las 2011 mujeres de 60 a 65 años fueron tratadas dos veces al día durante 13 semanas con 3,0 ml de placebo o crema DHEA al 0,1 %, 0,3 %, 1 % o 2 % aplicada en la cara, los brazos, el dorso de las manos, la parte superior del pecho y el muslo derecho. donde se recogieron biopsias de 2 mm antes y después del tratamiento.

Se vio que, en la dermis, la DHEA tópica se pueda utilizar como un agente antienvejecimiento cutáneo eficaz y fisiológico.

Los efectos positivos de su suplementación, generalmente necesitan algo de tiempo. ¿Es la hormona que lo hace todo? ¿ Es la hormona de la juventud? La evidencia parece demostrar que se necesitan más estudios.

Quieres saber más.. te leo en comentarios:

Siguemé

Teresa Bonnin

Farmacéutica Titular at Farmacia Bonnin CB
Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonnin en Palma de Mallorca.

Para los que no me conocen soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.

He decidido escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia, la cosmética, la nutrición y la salud hormonal.

Al no haber Facultad de Farmacia en Mallorca me desplacé a Barcelona a estudiar la carrera, después de ser madre muy joven (a los 30 ya tenía dos niñas) me dediqué después de criarlas a seguir estudiando y a formarme.

Hice un Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, un postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de Educación y Asesoría nutricional.

Hace unos años, en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me gradué en Dietética y Nutrición, abriendo una consulta de nutrición (Sanudiet).

Soy una apasionada de la cosmética y la formulación individualizada,me interesa todo lo relacionado con la nutrición y la dietética, y ahora estoy cursando un Máster en Nutrición, Medicina y Salud hormonal en la mujer.

Me encantaría compartir contigo mis conocimientos a través de este blog, puedes seguirme también en mi perfil de instagram como @teresabonnin

Espero que te suscribas, que comentes y estemos en contacto.
Teresa Bonnin
Siguemé

Latest posts by Teresa Bonnin (see all)

Comparte este contenido:
All search results