0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin

La falta de deseo sexual en la mujer es uno de los problemas más comunes.
Los problemas sexuales son mucho más frecuentes de lo que pensamos: se estima que entre el 40% y 50% de las mujeres han sufrido al menos uno, independientemente de la edad.
De entre todas las disfunciones, la falta de deseo y/o excitación destaca por ser la más común y, pese a que se puede tratar, solamente un tercio de las mujeres llega a realizar una consulta a su médico y/o farmacéutico.
Los tratamientos farmacológicos deben restringirse a las mujeres que cumplen los criterios diagnósticos de un trastorno sexual y para los cuales las intervenciones no farmacológicas han demostrado ser ineficaces.
El bajo deseo sexual puede tener muchas causas y la mayoría son evitables, por eso animo desde mi post a todas las mujeres que consulten con un médico y/o farmacéutico si se encuentran en esta situación.

¿Qué se entiende por un bajo deseo sexual?

La sexualidad es una parte muy importante de la vida.
De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual como el “estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad”. En este sentido, no tiene que ver sólo con la reproducción, sino también con el placer y la intimidad, ya que influye directamente en la calidad de vida de las personas.
Si es un tema que te molesta o causa frustración, estas tres pistas pueden indicar si tienes disfunción del deseo:
1.No sientes interés en ningún tipo de actividad sexual, incluida la autoestimulación.
2.Nunca tienes pensamientos sexuales o fantasías.
3.Esta ausencia de deseo te provoca decepción.
Si no tienes ganas de sexo o te apetece menos que a tu pareja no son motivos para pensar que tienes una libido baja, sino que puede ser simplemente que estés en un momento vital diferente o con necesidades distintas.

¿Por qué se produce un escaso deseo sexual?

La falta de deseo sexual suele estar relacionado con aspectos fisiológicos, psicológicos, influencias socioculturales y relaciones interpersonales. Suele ser más común en adultas posmenopáusicas, pero, aunque se conozca menos, también afecta a mujeres jóvenes.
Hemos de eliminar el “mito” de que con la edad tiende a disminuir la actividad sexual, y aquí está el dato:  según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 80% de las mujeres de hasta 65 años realizan prácticas sexuales habitualmente.
El porque del descenso del deseo sexual, suele ser por:
El uso de ciertos medicamentos, como los anticonceptivos orales o la quimioterapia. Algunos antidepresivos. En este caso, es necesario consultar con un médico para buscar alternativas o tratamientos adicionales.
Algunas enfermedades, como la diabetes o la hipertensión.
Molestias a la hora de tener relaciones por sequedad y dolor en la zona genital, es recomendable usar lubricantes e hidratantes o fisioterapia de los músculos de la pelvis.
El estrés o la depresión. Se recomienda consultar con un médico la necesidad de hacer terapia psicológica o recibir un tratamiento.
El embarazo, el postparto y cuando se está dando el pecho.
La menopausia.
La baja autoestima.

Consejos para recuperar el deseo sexual

En primer lugar, es necesario conocer el motivo de la falta de libido para buscar una solución adaptada.  Para ello, es recomendable consultar con un especialista en salud sexual, que valorará todas las causas, tanto las más evidentes como las menos, para ofrecer un tratamiento personalizado.
Algunas recomendaciones generales, que te pueden ayudar para aumentar el deseo sexual:
Reducir el estrés y evitar la fatiga, busca tiempo para estar con tu pareja.
Mejorar la comunicación con tu pareja. Hablar de las necesidades, inseguridades y preferencias de cada uno puede ser de gran ayuda.
Mejorar la calidad de tus relaciones sexuales. Las experiencias placenteras mejoran el deseo y perspectivas de los encuentros sexuales posteriores. Por eso, será beneficioso que dediques tiempo a los preliminares, busques aquello que te estimule más y te haga disfrutar, te dejo un link aquí.
Consulta con un profesional sanitario la posibilidad de tomar medicamentos o complementos alimenticios.

Sabemos que lo hombres si tienen un tratamiento farmacológico especifico, y las mujeres?.

Aún no ha llegado a España el medicamento especifico para aumentar la líbido en las mujeres, en menopausia se utiliza bajo prescripción médica la Tibolona.
Gynea, línea enfocada a salud de la mujer, cuenta en su vademécum con un nuevo producto, un complemento nutricional a base Tribulus, Damiana, Azafrán y otras vitaminas para mejorar la salud sexual de la mujer.
Si sientes un bajo deseo sexual, prueba con Gynfeel, y estos consejos así estarás en el camino de volver a disfrutar de una vida sexual plena.
A disfrutar del Domingo.

Teresa Bonnin

Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonninen Palma de Mallorca yhe decidido a escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia y a veces, por qué no, de lo que mas me gusta de “viajes” y “moda”.

Para los que no me conocen, soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.

Al no haber Facultad en Mallorca, me desplacé a Barcelona a estudiar Farmacia. Y después de ser madre muy joven, a los 30 ya tenía dos niñas, me dediqué después de criarlas (ahora ya son las dos farmacéuticas) aseguir estudiando y a formarme. Hice un Master en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, unpostgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de educación y asesoría nutricional.

Hace 2 años,en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me diplomé en Dietética y Nutrición, abriendo una zona especializada en Farmacia Bonninllamada SANUDIET

Soy una apasionada de la cosmética,y me interesa todo lo relacionado con lanutrición y la dietética, y me encantaría compartir contigo mis conocimientos y espero que te suscribas y estemos en contacto.

Latest posts by Teresa Bonnin (see all)

Comparte este contenido: