0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin

Los Fitoestrógenos, son compuestos de origen vegetal con diferentes estructuras químicas y múltiples mecanismos de acción.

Si bien inicialmente se consideró que su mecanismo de acción se debía a su actividad propiamente “estrogénica”, hoy conocemos más sobre sus otras acciones.

Las tres clases principales de Fitoestrógenos son:
Las isoflavonas.
Los lignános
Los coumestanos.

 

Hoy en el post hablaremos solo de las ISOFLAVONAS y  dejaremos para los siguientes post los lignanos y los coumestanos.

Muchas mujeres recurren a alternativas naturales, para su salud femenina, la fitoterapia ofrece opciones en investigación y un número relativamente pequeño pero creciente de ensayos clínicos que han evaluado los beneficios que aportan los Fitoestrógenos para el alivio de los sofocos asociados con la menopausia.

Otros estudios informan de su potencial en otras condiciones como el síndrome premenstrual, la mastalgia, la dismenorrea e incluso en la prevención de la osteoporosis y la mejora de la infertilidad femenina.

Los científicos están interesados sobre todo en las actividades tejido selectivas de los fitoestrógenos debido a que los efectos anti-estrogénicos en el tejido reproductor podrían ayudar a reducir el riesgo de cánceres asociados a hormonas (mama, útero y próstata), mientras que en otros tejidos los efectos estrogénicos podrían ayudar a mantener la densidad ósea y mejorar los perfiles de lípidos sanguíneos (niveles de colesterol), aunque aún se necesitan más estudios.

Suplementos de Fitoestrógenos con Isoflavona de soja:

Las isoflavonas son compuestos polifenólicos derivados de plantas capaces de ejercer efectos similares a los estrógenos, por esta razón, son clasificados como Fitoestrógenos.

Las isoflavonas son la clase que ha sido más ampliamente estudiada y de la que se tienen más datos y son:

  • la genisteína (4’,5,7-trihidroxiisoflavona)
  • la daidzeína (4’,7-dihidroisoflavona)
  • sus respectivos glicósidos, genistina y daidzina.

Las isoflavonas se encuentran en el reino vegetal,  en pequeñas cantidades en varias legumbres, granos y vegetales, siendo las habas de soja  la mejor fuente de isoflavonas en la dieta humana. Los alimentos tradicionales asiáticos elaborados a partir de habas de soja incluyen tofu, tempeh, miso y natto con alta concentración de isoflavonas.

Los efectos biológicos de las isoflavonas de la soja son fuertemente influenciados por su metabolismo, el cual depende de la actividad de las bacterias que colonizan el intestino humano. Por lo que, si no hay una buena microbiota intestinal, el efecto puede ser mínimo o practicamente nulo.

¿Qué actividades tienen las isoflavonas?

Actividades Estrogénicas y Anti-Estrogénicas con indicaciones en:

  • Síntomas Menopáusicos:

Varios estudios clínicos han demostrado la eficacia de las isoflavonas en la reducción de la frecuencia y la severidad de los sofocos, sin embargo, otros no han encontrado diferencias entre los grupos tratados y no tratados.

Se muestran más eficaces en mujeres en los primeros años de la menopausia, y en el síndrome climatérico de leve a moderado.

  • Osteoporosis:

Dosis de isoflavonas de soja inferiores a 90 mg al día y hasta 120 mg día, podrían mejorar la densidad ósea junto a 400 mg de Calcio y 1000 UI de Vitamina D.

Precauciones con las Isoflavonas:

  • Cáncer de Mama:

Las isoflavonas de soja se han consumido por los humanos como parte de dietas basadas en la soja durante muchos años sin ninguna evidencia de efectos adversos.

En los últimos años la relación entre el consumo de soja y sus isoflavonas y el cáncer de mama se ha convertido en polémica debido a la preocupación – basada principalmente en datos de estudios in vitro y en roedores – de que las isoflavonas pueden estimular el crecimiento de tumores existentes de mama sensibles al estrógeno.

No hay evidencia de que la ingesta de isoflavona aumente la densidad del tejido mamario en mujeres pre o postmenopáusicas, o aumente la proliferación de células de mama en las mujeres postmenopáusicas con o sin antecedentes de cáncer de mama. Los datos epidemiológicos son generalmente consistentes con los datos clínicos y no muestran ninguna indicación de mayor riesgo. Aunque se requiere más investigación.

  • Función Tiroidea

Se ha encontrado en cultivos celulares y en estudios en animales que las isoflavonas de soja inhiben la actividad de la peroxidasa tiroidea, una enzima requerida para la síntesis de hormonas tiroideas.. De todas formas, las ingestas elevadas de isoflavonas de soja no parecen incrementar el riesgo de hipotiroidismo siempre que el consumo de yodo dietético sea adecuado.

  • Embarazo

Aunque no hay evidencia de que las dietas ricas en isoflavonas posean efectos adversos sobre el desarrollo fetal o el desarrollo del embarazo en humanos, la seguridad de los suplementos de isoflavonas durante el embarazo no se ha establecido.

Interacciones con fármacos

Debido a que las bacterias del colón juegan un importante papel en el metabolismo de las isoflavonas de la soja, la terapia antibiótica podría disminuir su actividad biológica.

Ingestas elevadas de isoflavonas de soja, en particular genisteína, puede interferir con los efectos antitumorales del tamoxifeno, se recomienda no tomar con tamoxifeno u otros moduladores selectivos del receptor estrogénico (SERMs,Selective Estrogen Receptor Modulators).

Las ingestas elevadas de proteína de soja pueden interferir con la eficacia de fármaco anticoagulante warfarina.

Se ha encontrado que la cantidad de levotiroxina requerida para la adecuada reposición de las hormonas tiroideas aumenta en los bebés con hipotiroidismo congénito alimentados con una fórmula a partir de soja, por lo que no se recomienda su ingesta con levotiroxina.

Dosis diaria recomendada

De 50 a 120 mg de isoflavonas al día. O bien 15 mg de Genisteína.

Lo cierto es que al comparar concentraciones idénticas de estradiol estrógeno bioidéntico e isoflavonas se puede ver como:

Las isoflavonas presentan una acción estrogénica inferior al estrógeno endógeno y que esta acción necesita TIEMPO para producirse precisando de CONCENTRACIONES PLASMÁTICAS ALTAS y ALCANZAR NÚMERO DE RECEPTORES SUFICIENTES PARA MOSTRAR EFECTO BENEFICIOSO.

La afinidad de las ISOFLAVONAS por el receptor β es superior a la que presenta por el receptor α y sólo tienen indicación en los sofocos pero no en la atrofia vaginal, donde si tiene indicación el estriol. 

En los siguientes post de estos meses de verano, os iré hablando de más Fitoestrógenos. Cualquier duda o consulta podéis enviarme un comentario y responderé encantada.

Feliz Domingo!!

Siguemé

Teresa Bonnin

Farmacéutica Titular at Farmacia Bonnin CB
Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonnin en Palma de Mallorca. Para los que no me conocen soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.
He decidido escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia y a veces, por qué no, de lo que más me gusta de “viajes” y “moda”.
Al no haber Facultad de Farmacia en Mallorca me desplacé a Barcelona a estudiar la carrera, después de ser madre muy joven (a los 30 ya tenía dos niñas) me dediqué después de criarlas a seguir estudiando y a formarme.
Hice un Master en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, un postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de Educación y Asesoría nutricional.
Hace 2 años, en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me gradué en Dietética y Nutrición, abriendo una zona especializada en Farmacia Bonnin llamada SANUDIET
Soy una apasionada de la cosmética, me interesa todo lo relacionado con la nutrición y la dietética, y me encantaría compartir contigo mis conocimientos a través de este blog.
Espero que te suscribas y estemos en contacto.
Teresa Bonnin
Siguemé
Comparte este contenido:
All search results