0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin

Hola a to@s y feliz domingo:

Durante mucho años se lleva hablando de la menopausia y el climaterio femenino, y hace muy poquito se esta empezando a dar importancia al estudio de los cambios y síntomas que presentan los varones junto con el envejecimiento.

El 52% de españoles de 45 a 74 años de edad presenta síntomas de andropausia o andropenia, una situación comparable a la menopausia en mujeres, caracterizada por problemas de erección o disminución del deseo sexual, según una encuesta sobre salud del hombre y andropenia que se presentó en Barcelona.

Los científicos prefieren utilizar el concepto de PADAM, siglas inglesas que vienen a significar «déficit parcial de andrógenos en hombres de edad».

Este proceso llamado andropausia, tiene la cualidad de ser menos agresivo que la menopausia en las mujeres, debido a que el descenso de hormonas sexuales masculinas (andrógenos) ocurre de manera progresiva, de modo que va de los 50 a los 70 años, aproximadamente.

blog by bonnin

Alimentacion y andropausia.

Asimismo, su repercusión al disminuir los niveles de testosterona, se presenta no sólo en el ámbito sexual, como algunas personas piensan, sino también involucra al funcionamiento de otros sistemas y órganos.

La prevalencia de la andropausia depende de la edad. Se calcula que un 30% de los hombres entre 60 y 70 años tienen niveles de testosterona libre en sangre bajos. En los hombres entre 70 y 80 años este porcentaje alcanza el 70% aproximadamente. Debido al aumento de la esperanza de vida estos últimos años se puede preveer que la prevalencia de la andropausia irá aumentando progresivamente.

Tratamiento preventivo

Siempre hemos de tener presente que no estamos hablando de ninguna enfermedad sino de una etapa natural en la evolución de la vida de los hombres así como ocurre en las mujeres con la menopausia.

Sin embargo, se pueden intentar evitar algunos factores que pueden acelerar su aparición:

  • Controlar el peso y evitar el sobrepeso.
  • Evitar el sedentarismo, realizar actividad física como mínimo unos 40 minutos al día.
  • Consumir determinados alimentos.
  • Evitar al máximo el consumo de alcohol.
  • No fumar.
  • Evitar la ingesta de medicamentos al máximo, no automedicarse.
  • No consumir drogas.
  • Cultivar diferentes hobbies y actividades tanto físicas como intelectuales.

Signos y Síntomas:
Aunque en cada hombre pueden existir características diferentes, los síntomas generales en esta etapa de la vida son:

  • Disminución natural y paulatina de la actividad de los testículos, lo que se traduce en descenso progresivo de testosterona (hormona masculina), baja producción de esperma y disminución del deseo sexual.
  • Erecciones menos frecuentes y duraderas debido a la atrofia de vasos capilares en la región genital y a que la próstata (glándula encargada de generar fluidos que forman el esperma) cambia la constitución de su tejido.
  • Disminuciónn de masa ósea por pérdida de calcio y magnesio, lo que conlleva a una reducción de la estatura de hasta 5 centímetros y a padecer osteoporosis (fragilidad de los huesos), aunque en menor medida que las mujeres.
  • Menor producción de otras hormonas, como la del crecimiento o somatotropina, producida en el hipotálamo, así como de aquellas que producen las glándulas suprarrenales (localizadas sobre los riñones), como noradrenalina, adrenalina y corticoides, lo que propicia pérdida de masa muscular (10 kilos en promedio) y tendencia a acumular grasa, sobre todo en la zona abdominal.
  • También se generan cambios de conducta, los cuales pueden ser leves y progresivos o drásticos e intempestivos, dependiendo de la estabilidad psicológica del adulto. En gran medida, se deben a que el hombre pierde cualidades socialmente vinculadas con su identidad, como potencia sexual, fuerza física y agilidad de movimientos.

La importancia de la dieta:

La nutrición y hábitos de vida del hombre se deben enfocar a mantener su salud y prevenir el desarrollo de enfermedades pues, tiene mayor propensión a padecer obesidad, diabetes (elevación de azúcar en sangre por deficiente aprovechamiento de insulina o escasa producción de ésta) fracturas generadas por debilidad de huesos y caídas accidentales, así como enfermedades del sistema circulatorio, entre ellas arteriosclerosis (endurecimiento de las paredes de venas y arterias por acumulación de grasa) e infartos (muerte de tejido cerebral o del corazón por interrupción en el suministro de sangre).

Tratamiento hormonal sustitutivo

Consiste en administrar testosterona para suplir los niveles bajos en sangre de esta hormona. Es importante hacer un diagnóstico correcto antes de administrar medicamentos, ya que actualmente existe una fuerte tendencia a recetar tratamientos con testosterona a hombres que realmente no los necesitan.

Unicamente puede estar indicado en los pacientes que presentes síntomas de andropausia asociados a niveles de testosterona bajos en sangre y niveles aumentados de LH.

Vía intramuscular administrando una inyección cada 2 o 3 semanas.

Parches transdérmicos con liberación progresiva sostenida de la testosterona.

Implantes subcutáneos, cuyo efecto dura unos 3-4 meses aproximadamente.

Contraindicaciones del THS con testosterona

No debe administrarse el THS con testosterona en los pacientes que presenten alguna de las siguientes patologías:

  • Epilepsia.
  • Diabetes.
  • Adenoma prostático.
  • Hipertensión arterial.
  • Problemas hepáticos.
  • Problemas de riñón.
  • Insuficiencia cardíaca.

La contraindicación es absoluta en caso de cáncer de hígado o de próstata.

Recomendaciones Dietéticas y pautas nutricionales:

Es sabido que una dieta equilibrada ayuda a prevenir otros problemas asociados con el envejecimiento del organismo, como debilidad, pérdida de memoria, estreñimiento y disminución de la agudeza visual y auditiva, pues la adecuada aportación de vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos garantiza el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo humano.

Pautas generales de alimentación en esta ETAPA:

Desayuno:

Es muy importante porque de él depende la aportación de los nutrientes con que se inicia la actividad del día, de modo que el hombre mayor debe luchar contra la mala costumbre de “saltárselo” o de pensar que es suficiente una taza de café.

Lo más conveniente es, en cambio, que incluya un lácteo (leche, queso fresco, yogurt), cereales (galleta, cereal de caja, pan tostado o integral) y fruta entera o en jugo.

Almuerzo y merienda.

Deben realizarse cuando el tiempo entre las comidas fuertes sea mayor a cuatro horas.  Se recomienda una fruta, un lácteo o un bocadillo de pavo, jamón etc ..(sin abusar de embutidos).

Comida:

Se recomienda dividir el menú en tres platos: una entrada que satisfaga las necesidades de energía (arroz, ensalada, sopa de pasta o verduras), un plato fuerte que cubra los requerimientos de proteínas, útiles para regenerar tejidos y formar hormonas (una ración de carne, huevo, pescado o leguminosas —lentejas, garbanzo, alubias—, acompañada de ensalada de verduras) y un postre que ayude a equilibrar la alimentación con vitaminas y minerales (fruta o productos lácteos bajos en grasa).

Cena.

Debe ser ligera para ayudar a conciliar el sueño, y no debe incluir muchos líquidos para no despertar en la noche. Por el problema de la próstata.

Es importante cumplir los horarios bien establecidos para evitar el descenso de los niveles de glucosa en sangre, que es causa de cansancio, irritabilidad, mareo y caídas.

Es recomendable planificar el menú diario con anticipación, a fin de evitar prisas y contratiempos.

Para mayores de 50 años, en términos generales podemos afirmar que no hay necesidad de restringir ningún alimento, ya que el secreto consiste en moderar cantidades.

Si se deben evitar los alimentos dulces, sal, embutidos y productos con grasa saturada (lácteos enteros, carne, huevos), ya que elevan los niveles de azúcar, colesterol en sangre y presión arterial. En cambio, se deben preferir pescados, aceite de oliva, cereales integrales y leche descremada.

Además, cuando a pesar del cambio de dieta se experimente agotamiento, o algún síntoma de los que hemos comentado es recomendable visitar al nutricionista para contemplar la posibilidad de consumir algún complemento y los hábitos de sueño.

omega 3

Alimentos con Omega 3

Recomendaciones:

  • Consumir mas Zinc, para la producción natural de testosterona. Alimentos ricos en Zinc por ejemplo son las ostras, hígado y en general todos los mariscos. También encontramos Zinc en aves, nueces y semilla. Si no se puede suplementar 50-100 mg de Zinc diarios.
  • Omega 3: Los omega 3 aumentan los niveles de testosterona, si la persona disminuye el consumo de grasas menos del 10% disminuye la producción de testosterona. Es muy importante consumir grasas saludables 20-30%. A veces como nutricionista recomiendo suplementar.
  • Eliminar el exceso de estrógenos (xeroestrogenos) consumiendo alimentos que contengan DIM (diindometano) que lo contienen la mayoría de las crucíferas.
    andropausia blog by bonnin

    Complementos nutricionales con Indol 3-Carnabinol

  • Consumir alimentos antioxidantes, como la vid roja (resveratrol)
  • Consumir más fibra, disminuye la absorción de xeroestrogenos que se encuentran en plásticos, pesticidas, animales tratados con hormonas, parabenos.

 

  • Dormir de 6-8 horas, si no disminuye la erección matinal al disminuir la testosterona.
  • Aumentar el consumo de Vitamina C, la vitamina C disminuye el cortisol , inhibe un enzima la aromatasa que hace que la testosterona no pase a estrógeno.
  • Evitar el alcohol
  • No usar ropa interior ajustada.

Complementos nutricionales y/o fitoterapia que puede ayudar:

Tribulus terrestre: es un tónico y afrodisiaco muy utilizado en la medicina “ayurvedica”. Parece que aumenta la testosterona, siempre que esta este en niveles bajos. NO parece que su efecto sea el mismo en jóvenes. La principal sustancia activa del tribulus es la protodioscinina, una sustancia que estimula la glandula pituitaria, que reacciona con un aumento en la secreción de testosterona.

Serenoa repens: Problemas iniciales con la próstata. Se reducen considerablemente las molestias al orinar aumentando el flujo de orina.

Maca: Lepidium meyenni. Raiz peruana que mejora la libido. Actúa de forma similar al ginseng coreano.

Trigonella o fenogreco: aumenta el apetito, aumenta la masa corporal.

Taurina y L- arginina: El primero es un ácido aminosulfónico mientras que la L­arginina es un aminoácido. Se sabe que ambas tienen un efecto positivo para el sistema cardiovascular. A partir de L-­arginina se forma monóxido de nitrógeno vasodilatador mientras que la taurina participa en la formación de los ácidos biliares favoreciendo así el equilibrio energético.

Ginkgo biloba: Este extracto especial fomenta la circulación sanguínea de todo el cuerpo, dilata los vasos sanguíneos y reduce el riesgo general de hemoaglutinación. Se usa contra trastornos debidos a la falta de riego sanguíneo, como pérdida de memoria, fuerza muscular cesante y enfermedades metabólicas.

Melatonina: Hormona madre de la cronobiología, regula la regeneración de todos los órganos dependientes de las hormonas, Trastorno total del reloj interno, problemas de dormir , inmunodeficiencia, refuerzo del sistema inmunológico, efecto antioxidante, mejora el estado de animo.

Yombina: Se utilizó ampliamente para tratar la disfunción sexual masculina. Aunque nunca se demostró con claridad su eficacia, se ha renovado el interés por su uso en el tratamiento de este trastorno.

andropausiabonninblog

DHAE (dihidroepiandrosterona) se fabrica en las glándulas suprarrenales y está presente en la producción de los estrógenos y la testosterona.. 
Los niveles de DHEA parecen bajar a medida que la gente envejece. Los niveles de DHEA también parecen estar más bajo en las personas con algún trastorno como la depresión. La DHEA comienza a producirse a la temprana edad de 7 años en pequeñas cantidades y sigue produciéndose hasta los 25 años. La DHEA alcanza sus mayores niveles en el cuerpo a esa edad, para ir decreciendo en aproximadamente un 20% cada diez años.
Los medios han dado a la DHEA un protagonismo muy alto debido a sus posibles aplicaciones en la prevención del envejecimiento y sobre todo porque entre otras cosas, la DHEA potencia el apetito sexual. Su fama como potenciadora de la libido, tanto en hombres como en mujeres se ha hecho eco entre muchas personas que ven en la DHEA una posible tabla de salvación natural, esta prohibida en España, aunque el ñame tiene un efecto similar.

El reemplazo hormonal solo esta indicado cuando los niveles de Testosterona son muy bajos y no se padece de ningún tipo de enfermedad hepática ni cáncer de próstata. Con este tratamiento el individuo verá una mejora en su autoestima y en la confianza en sí mismo. Los efectos positivos de la terapia de reemplazo hormonal se pueden gozar entre las 3 a 6 semanas luego de iniciar el tratamiento para la andropausia.

Si tenéis alguna duda no dudéis en preguntar. Hablaremos sobre andropausia en el próximo programa de Ultima Hora Radio “Hoy me siento bien” el  sábado día 2 de Agosto sobre la 13:00h.

Comparte este contenido: