0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin
¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus ADN, habiéndose identificado más de 200 genotipos.

El cáncer de cuello de útero o cáncer cervical—la neoplasia más común asociada a una infección— y el CIN como su precursor precanceroso están provocados por cepas del VPH.

Existen más de 100 subtipos de VPH, de los cuales 13 han sido identificados como de alto riesgo y como factores causantes del cáncer cervical en el 100 % de los casos.

El VPH-16 y VPH-18 son los virus más oncogénicos y prevalentes y son causantes del 70 % de casos de cáncer

Su infección es considerada la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente, siendo causa de gran cantidad de enfermedades, tanto lesiones benignas (condilomas anogenitales) como lesiones premalignas y diferentes cánceres como el cáncer cervical.

El diagnóstico de la infección se realiza por técnicas moleculares basadas en la detección del ADN vírico, el ARNm de las proteínas oncogénicas y la alteración celular provocada por la infección.

¿Cómo se detecta VPH?

Las pruebas de VPH, las cuales buscan la presencia de tipos de VPH de riesgo alto en las células del o cuello uterino son:

  • Las pruebas de Papanicolaou
  • Las pruebas en conjunto de VPH y Papanicolaou, las cuales revisan la misma muestra de células en busca de los tipos de VPH de riesgo alto y los cambios en las células del cuello uterino.

Se considera que el mejor tratamiento, es individualizarlo para cada mujer y hay diferentes opciones, siendo los tratamientos ablativos los más eficaces, pero con recidivas, y los tratamientos inmunomoduladores menos eficaces a corto plazo, pero con menos recidivas.

Prevención: ¿Qué vacunas hay y cómo funcionan contra el virus del papiloma humano?

Entre las estrategias preventivas, la vacunación contra el VPH constituye la mejor frente a las neoplasias y verrugas anogenitales, siendo su eficacia máxima cuando se administra antes de la exposición al VPH, es por eso en España hay 3 vacunas frente al papilomavirus:

Vacuna bivalente (Cervarix®): contiene papilomavirus 16 y 18. Vacuna polivalente (Gardasil®): contiene papilomavirus 16, 18 y también 6, 11, estos últimos son los que con mayor frecuencia causan las verrugas genitales (condilomas). Vacuna polivalente (Gardasil 9®): contiene papilomavirus 6,11,16, 18,31,33,45,52 y 58. va aquí

Estas vacunas protegen contra los dos tipos de papilomavirus que con mayor frecuencia (hasta el 80%) causan el cáncer de cuello de útero.

Los vacunados desarrollan anticuerpos (defensas) que evitan la infección por estos virus en caso de entrar en contacto con él.

Actualmente existen virus relacionados con el cáncer de cuello uterino que, sin embargo, no están incluidos en las vacunas. Por tanto, las vacunas no protegen totalmente frente a este tipo de cáncer.

El pico de incidencia de infecciones en mujeres se sitúa alrededor de los 20 años. Se estima que el 80 % de las mujeres sexualmente activas quedarán contagiadas en algún momento antes de los 50 años.

En España se recomienda la vacunación frente al papilomavirus a todas las niñas entre los 11 y los 14 años de edad. La vacuna está incluida en los calendarios de vacunación de todas las Comunidades Autónomas y por lo tanto se administra gratuitamente.

Actualmente la vacuna frente al papilomavirus no se recomienda en los hombres ya que solo son transmisores del virus y es muy raro que padezcan un cáncer genital, aunque están descritos.

En ellos, el VPH se transmite por contacto genital, más a menudo por relaciones sexuales vaginales o anales. También puede transmitirse durante el sexo oral. Dado que el VPH por lo general no produce síntomas, la mayoría de los hombres, al igual que la mujer pueden adquirir el virus y transmitirlo a sus parejas sin saberlo.

RECUERDA: Una persona puede tener el VPH aun cuando hayan pasado años desde que tuvo una relación sexual. Hasta los hombres que en toda su vida han tenido una sola pareja sexual pueden contraer el VPH.

Has de saber que más del 90 % de los casos de infección por VPH son transitorios; es decir, en un plazo de 6 a 18 meses, el virus queda eliminado gracias a una respuesta inmunitaria no del todo comprendida, pese a que pueden repetirse las infecciones por el mismo VPH u otros diferentes.

Pero la persistencia del virus puede desarrollar un de CIN de alto grado y de cáncer cervical, sobre todo en mujeres más mayores, la inmunodeficiencia, el tabaquismo, los anticonceptivos orales y la infección por Chlamydia trachomatis.

¿Cómo influye la microbiota?

Existen nuevos indicios de que la microbiota cervicovaginal tiene un papel importante en la persistencia o regresión del virus y en la aparición posterior de la patología.

El perfil microbiano vaginal de cada mujer está caracterizado por el predominio de Lactobacillus crispatus, L. gasseri, L. iners y L. jensenii, respectivamente, y tienden a mostrar una baja diversidad de especies y homogeneidad.

¿Qué factores pueden influir en la composición de la microbiota vaginal?
  • Factores étnicos, culturales y sociales como el uso de duchas vaginales.
  • Factores hormonales:
    • Edad reproductiva de una mujer, la fluctuación de la composición de su microbiota vaginal se puede asociar a la secreción cíclica de estrógenos y progesterona a lo largo del ciclo menstrual. Asimismo, se observa una máxima diversidad e inestabilidad durante la menstruación, cuando los niveles de estrógenos y progesterona están a su nivel mínimo
    • Con el uso de los anticonceptivos puede haber una reducción del 31 % y del 32 % de la microbiota vaginal.
    • Tras la menopausia, se cree que la producción escasa de estrógenos y la atrofia vaginal resultante conduce a la merma de la presencia de Lactobacillus spp. y a un aumento de la diversidad.
    • El tabaco y como no la alimentación, que puede influir en nuestro sistema inmunitario.
¿Cómo influye la microbiota vaginal en la incidencia de VPH?

La composición de la microbiota vaginal se ha asociado cada vez con mayor frecuencia a las lesiones del cuello del útero.

Una alteración de su diversidad, se ha relacionado con una mayor incidencia, prevalencia y persistencia de la infección por VPH, así como con el desarrollo de CIN, pese a que existen otros estudios que no han logrado confirmar esta correlación.

La administración oral de Lactobacillus Crispatus M247: ¿realmente es una estrategia efectiva en el manejo de mujeres infectadas por papilomavirus?

En un estudio de marzo del 2022, se evaluó, si la administración a largo plazo de lactobacilos orales puede permitir la restauración de la eubiosis (microbiota vaginal equilibrada) en mujeres con infecciones por VPH con la consecuente eliminación viral.

El resultado fue que después de un seguimiento de 12 meses, la probabilidad de resolver las anomalías citológicas relacionadas con el VPH fue mayor en las que estuvieron con el tratamiento con probióticos orales versus grupo con placebo.

Estos resultados representan una confirmación de que el restablecimiento de la eubiosis podría ser el primer paso para erradicar de manera eficiente la infección por VPH.

Conclusión:

Los prebióticos y probióticos representan, sin lugar a dudas, un atractivo y novedoso enfoque terapéutico para tratar el cáncer cervical que, asimismo, podría repercutir en otros campos de la salud femenina como, por ejemplo, partos prematuros, abortos espontáneos y transmisión del VIH. Por ello, cabe destacar la importancia de la inversión tanto de tiempo como de recursos para explorar esta estrategia terapéutica.

Siguemé

Teresa Bonnin

Farmacéutica Titular at Farmacia Bonnin CB
Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonnin en Palma de Mallorca.

Para los que no me conocen soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.

He decidido escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia, la cosmética, la nutrición y la salud hormonal.

Al no haber Facultad de Farmacia en Mallorca me desplacé a Barcelona a estudiar la carrera, después de ser madre muy joven (a los 30 ya tenía dos niñas) me dediqué después de criarlas a seguir estudiando y a formarme.

Hice un Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, un postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de Educación y Asesoría nutricional.

Hace unos años, en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me gradué en Dietética y Nutrición, abriendo una consulta de nutrición (Sanudiet).

Soy una apasionada de la cosmética y la formulación individualizada,me interesa todo lo relacionado con la nutrición y la dietética, y ahora estoy cursando un Máster en Nutrición, Medicina y Salud hormonal en la mujer.

Me encantaría compartir contigo mis conocimientos a través de este blog, puedes seguirme también en mi perfil de instagram como @teresabonnin

Espero que te suscribas, que comentes y estemos en contacto.
Teresa Bonnin
Siguemé
Comparte este contenido:
All search results