0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin

Los últimos estudios indican que tener la menopausia antes de los 45 años aumenta el riesgo de desarrollar demencia en etapas posteriores de la vida, por lo que debemos ser conscientes de que este mayor riesgo puede ayudar a practicar estrategias para prevenir o retrasar la demencia.

La Insuficiencia Ovárica Primaria (IOP) o también llamada “menopausia precoz” se trata del cese de la actividad ovárica normal antes de los 40 años, edad en la que la inactividad ovárica se considera dentro de la evolución natural.

La menopausia ocurre generalmente entre los 45 y los 50 años, sin embargo, en algunas mujeres esto sucede antes de los 40 años.

En más del 90% de los casos se desconoce su causa exacta estando relacionada con problemas en los folículos ováricos: enfermedades genéticas como el síndrome de X frágil y el síndrome de Turner, un bajo número de folículos, enfermedades autoinmunes, incluyendo la tiroiditis y la enfermedad de Addison, quimioterapia o radioterapia, cirugía, trastornos metabólicos, y toxinas, como el tabaco, productos químicos y pesticidas.

Los resultados preliminares de un estudio que se ha presentado en una reciente conferencia de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) indican que existe un vínculo entre menopausia precoz y la demencia.

“Se encontró que las mujeres que entran en la menopausia muy temprano tenían un mayor riesgo de desarrollar demencia más adelante en la vida”, explica la Dra. Wenting Hao, de la Universidad de Shandong en Jinan, China.

La demencia, implica cambios graves en el cerebro que afectan a la capacidad de una persona para recordar, tomar decisiones y usar el lenguaje, y se vio que Las mujeres que entraron en la menopausia antes de los 40 años tenían un 35 % más de probabilidades de haber sido diagnosticadas.

Los estrógenos confieren protección hormonal favoreciendo procesos cognitivos y está demostrado que la reducción de los estrógenos en la menopausia puede inducir a un deterioro de las funciones cognitivas tales como los procesos de aprendizaje, concentración y velocidad de procesamiento.

«Sabemos que la falta de estrógenos a largo plazo aumenta el estrés oxidativo, lo que puede aumentar el envejecimiento del cerebro y provocar un deterioro cognitivo», comenta Hao.

El tratamiento hormonal sustitutivo (THS), ahora THM (Terapia hormonal en menopausia) es necesario y siempre recomendable para evitar los molestos síntomas de la falta brusca de estrógenos, sobre todo las sofocaciones, sudoración y la sequedad vaginal, y para proteger sus huesos de la osteoporosis y las alteraciones vasculares a largo plazo. Estas reemplazan en parte las que los ovarios han dejado de producir ya. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mejor.

Se recomienda tomarlo hasta la edad en que es más frecuente la menopausia (hacia los 50 años) o seguirla segín indicación del especialista.

La terapia hormonal en menopausia, puede ser forma en pastillas o bien en forma de parche o de crema en la piel. Solo en los casos en que exista una enfermedad tromboembólica o tras el diagnóstico de un cáncer hormonodependiente este tratamiento estará contraindicado y se le puede dar tratamientos alternativos.

En cambio, tener la menopausia después de la edad promedio a la que se suele presentar, no aumentaría el riesgo de demencia, aunque si la falta de memoria, por lo que es importante que se conozca la edad de la mujer al inicio de la menopausia y se controlen de cerca el deterioro cognitivo en aquellas con IOP o menopausia precoz.

Desde hace solo un mes, se publicó en la AEEM unos criterios de elegibilidad de la Terapia Hormonal de la Menopausia en las que se especifica en todas las guías nacionales e internacionales publicadas con posterioridad, así como los comunicados de las sociedades científicas relacionadas con la Menopausia indican que, basado en la mejor evidencia científica el uso de THM en el caso de mujeres sintomáticas sin riesgos añadidos, los beneficios superan claramente a los riesgos (Villiers et al. 2016; Rees et 2020; NAMS 2017; Sánchez Borrego et al. 2018).

Este nuevo documento que recoge los criterios de elegibilidad para el uso de la terapia hormonal de la menopausia, repasa una serie de condiciones médicas que pueden sufrir las mujeres en esta etapa (IOP, síndrome metabólico, riesgo trombótico, supervivientes de cáncer, etc.) y analiza la seguridad del empleo de terapia hormonal en los citados perfiles.

Pero no solo los estrógenos son importantes, para favorecer un envejecimiento favorable es fundamental seguir hábitos de vida equilibrados. La práctica de actividad física regular y un plan alimentario específico, que es lo que trabajo en mi centro Sanudiet.

También resulta importante garantizar una ingesta adecuada de vitaminas y minerales, así como el uso de ciertos nutrientes que podrían ayudar al déficit hormonal, beneficiando a las mujeres en la etapa menopáusica.

Nutrientes en el cuidado de la memoria:
Curcumina

Además de lo clásico Omega 3 y especialmente el DHA, la cúrcuma, especie obtenida del rizoma de la planta Curcuma Longa rica en curcuminoides, es lo más estudiado como moduladores de la inflamación y del estrés oxidativo.

La curcumina tiene un papel neuroprotector, protege las neuronas que son altamente sensibles al estrés oxidativo de la peroxidación lipídica y el daño del ADN. Además, estimula la liberación de factores de crecimiento neuronal esenciales para el aprendizaje y la memoria.

Flavonoides

La investigación moderna ha revelado que el consumo dietético de flavonoides y alimentos ricos en flavonoides mejora significativamente las capacidades cognitivas, inhibe o retrasa el proceso de senescencia y los trastornos neurodegenerativos relacionados, incluida la enfermedad de Alzheimer (EA).

Los alimentos ricos en flavonoides como el té verde, cacao, arándanos, frutos rojos y otros alimentos mejoran los diversos estados de disfunción cognitiva, EA y alteraciones patológicas de tipo demencial en diferentes modelos animales.

Contribuyen al mantenimiento del número, la calidad de las neuronas y su conectividad sináptica en el cerebro, impidiendo la progresión de los trastornos relacionados con la edad.

Seguramente en unos años pueden ser fuente potencial para el diseño y desarrollo de nuevos fármacos efectivos en los trastornos cognitivos. lo que conduce a efectos neuroprotectores beneficiosos.

Dieta Mediterránea

Es sabido que los estilos de vida adoptados en nuestras vidas van a repercutir directamente en nuestra salud.

El deterioro cognitivo, la demencia y las enfermedades neurodegenerativas están ganando terreno en el campo de las enfermedades crónicas no transmisibles y, lamentablemente, no disponemos de tratamiento para ellas.

Por este motivo, la prevención va a jugar un papel decisivo. La mayoría de los nutrientes que se han asociado de forma individual al deterioro cognitivo o a la demencia leve se encuentran presentes en la Dieta Mediterránea, aunque la mayoría de estudios realizados observan la asociación entre la adherencia a la Dieta Mediterránea y la esperanza de vida y muchas enfermedades, hay muchos estudios que la relacionan directamente con la función cognitiva.

4 Objetivos para un plan alimentario en Menopausia

Mi recomendación en suplementación:

Curcumina Optimizada con Neurophenol®.

Contiene

Longvida®: es una forma patentada de cúrcuma optimizada de amplia absorción y biodisponibilidad. Del extracto de cúrcuma, una planta con propiedades antioxidantes que proporciona soporte a la función nerviosa, hepática, inmunitaria y cardíaca, se obtiene la curcumina. Mediante el uso de la tecnología SLCP, encapsula y protege a las partículas de curcumina como lípidos sólidos, dando lugar a una forma liposomada. De esta manera preserva a la curcumina de las agresivas condiciones del estómago, permitiendo así que llegue al punto óptimo para su máxima absorción en el tracto gastrointestinal.

Neurophenol®, mezcla patentada de extractos de arándanos y uva, contiene flavonoides de extractos de arándanos silvestres y uva estandarizados como antocianidinas, monómeros, oligómeros y flavonoles.

Adultos: Tomar 2 cápsulas al día.

Advertencias: No tomar durante el embarazo o la lactancia. En caso de alteraciones en la función hepática, biliar, o de cálculos biliares, se desaconseja el uso del producto.  Las personas que estén tomando medicación deben consultar con su médico o farmacéutico antes de consumir este producto.

No superar la dosis diaria expresamente recomendada. Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada o un modo de vida sano.

Si necesitas que tomar, que hacer, revisar tu medicación, tu analitica, como alimentarte etc., no dudes en pedirme cita:

cita con teresa bonnin

Fuentes:

AEEM

Laboratorio Douglas.

Siguemé

Teresa Bonnin

Farmacéutica Titular at Farmacia Bonnin CB
Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonnin en Palma de Mallorca.

Para los que no me conocen soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.

He decidido escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia, la cosmética, la nutrición y la salud hormonal.

Al no haber Facultad de Farmacia en Mallorca me desplacé a Barcelona a estudiar la carrera, después de ser madre muy joven (a los 30 ya tenía dos niñas) me dediqué después de criarlas a seguir estudiando y a formarme.

Hice un Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, un postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de Educación y Asesoría nutricional.

Hace unos años, en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me gradué en Dietética y Nutrición, abriendo una consulta de nutrición (Sanudiet).

Soy una apasionada de la cosmética y la formulación individualizada,me interesa todo lo relacionado con la nutrición y la dietética, y ahora estoy cursando un Máster en Nutrición, Medicina y Salud hormonal en la mujer.

Me encantaría compartir contigo mis conocimientos a través de este blog, puedes seguirme también en mi perfil de instagram como @teresabonnin

Espero que te suscribas, que comentes y estemos en contacto.
Teresa Bonnin
Siguemé
Comparte este contenido:
All search results