0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin

Todos conocemos a la glándula tiroides. Que levante la mano a quien en una analítica rutinaria no le han hecho nunca la determinación de sus hormonas tiroideas.

 

La tiroides para situarla, es una glándula que está en la parte central del cuello y que controla el metabolismo de cada célula de nuestro cuerpo.

Existen dos hormonas tiroideas Triyodotironina (T3) y Tiroxina (T4). La glándula tiroides produce y libera T4, la cual va al hígado donde es transformada en T3, la forma activa tiroidea, responsable de la mayoría de todas sus funciones.

Una deficiencia de hormonas tiroideas T4 y T3, lo que conocemos como hipotiroidismo, puede causar una multitud de síntomas como son aumento de peso, baja temperatura corporal, cansancio, aletargamiento, piel seca, pérdida de cabello e incluso depresión y problemas cardiovasculares.

A veces en analíticas rutinarias solo se determina la T4, y muchas veces, tener un nivel de T4 normal, no quiere decir que la persona no sea hipotiroidea.

Hay algunos medicamentos que interfieren en el metabolismo de la tiroides y evitan o reducen el paso de T4 a T3. Estos fármacos son las estatinas, prescritas para bajar los niveles de colesterol e irónicamente muchos niveles de colesterol altos se dan por una baja actividad de la tiroides.

Otros fármacos como son los betabloqueantes, también bloquean el paso de T4 a T3.

¿Porqué en la Menopausia hay un desequilibrio tiroideo?

Sabemos que en esta etapa hay un descenso en la producción de estrógenos y para aumentar su nivel, la glándula hipófisis produce más FSH y LH y en algunos casos secreta más TSH que se ve aumentada.

 

Los niveles normales de TSH van de 0,2 a 4,7 o 5. Si nos encontramos con niveles altos, pero sin llegar a 5, puede que esta persona esté produciendo poca T3 y necesite hormona tiroidea, y lo contrario si el nivel de TSH es muy bajo y la persona está tomando levotiroxina puede indicar que esté tomando demasiado dando lugar a problemas en el ritmo cardiaco y pérdida de peso.

Dentro de las disfunciones tiroideas el hipotiroidismo es altamente frecuente a nivel mundial, siendo de 4 a 5 veces más prevalente en las mujeres y especialmente a medida que se incrementa la edad.

 

Se han encontrado cifras del 8 al 10% en mujeres a partir de los 40 años, afectando a más del 12% de las mujeres mayores de 60 años; algunos estudios señalan incluso que puede alcanzar cifras de hasta el 30%.

En muchas de ellas cómo es comentado la TSH esta elevada sin llegar a 5 y la T4 y T3 son normales, esto es lo que se conoce como “hipotiroidismo subclínico”.

¿Qué ocurre en la Menopausia? ¿Por qué hay más hipotiroidismo?

Ya hemos explicado la relación entre FSH alta y TSH alta, aparte de la menopausia hay otras causas de hipotiroidismo como el estrés, metales pesados, disbiosis intestinal (de la que hablamos en muchos post) etc.

El aumento de prevalencia en la menopausia, está relacionado con mayor susceptibilidad a alteraciones de la autoinmunidad y variaciones fisiológicas y hormonales del sistema endocrino por eso en la perimenopausia es un período de mayor propensión.

Los signos y síntomas del hipotiroidismo suelen ser difíciles de diferenciar clínicamente de los presentes en el síndrome del climaterio y el envejecimiento, por lo que se puede dificultar el diagnóstico de la enfermedad.

 

Ya os he comentado como el hipotiroidismo se asocia con factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión arterial (HTA), dislipemia, inflamación sistémica y resistencia a la insulina (RI), siendo considerada esta disfunción tiroidea factor independiente para el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

En diferentes investigaciones se han reportado tanto en situaciones de hipotiroidismo como en la perimenopausia, ganancia de peso con modificaciones en la composición corporal a expensas de un aumento de la masa grasa.

En control nutricional en Menopausia, siempre solicitamos un estudio de la tiroides pues su desequilibrio, se asocia a muchos de los síntomas en esta etapa: como estrés, taquicardia, aumento de peso, resistencia a la insulina con aumento de la grasa visceral, pérdida de memoria, cansancio y depresión.

La pandemia de la obesidad a nivel mundial ha impulsado un nuevo interés en la relación entre las hormonas tiroideas y el peso corporal y la disfunción tiroidea presenta una relación bien establecida con el peso corporal, registrándose frecuentemente correlación entre los niveles de TSH, el IMC y la grasa visceral.

También la obesidad puede alterar el eje hipotalámico pituitario-tiroideo (HPT) pues el efecto directo de la TSH está dado porque su receptor se expresa en el tejido adiposo, es decir a menos grasa, mejor equilibrio tiroideo y a mas TSH mayor grasa visceral posiblemente como un fenómeno termogénico de adaptación.

¿Qué micronutrientes pueden equilibrar la tiroides?

  • Melatonina: regula los niveles de estrógenos y disminuye el cortisol.

La melatonina, o N-acetil-5-metoxitriptamina, es una indolamina secretada por la glándula pineal durante la noche, que está principalmente implicada en el control del ritmo circadiano de mamíferos y otros vertebrados. Además de jugar un importante papel como transmisor de la información fotoperiódica, esta hormona presenta actividades antioxidantes, inmunomoduladoras, antienvejecimiento, anticancerígenas y antiproliferativas, incluyendo efectos supresores en los procesos de secreción y crecimiento de la glándula tiroides.

Melatonina

Inicialmente, se creía que la melatonina era una hormona exclusiva de la glándula pineal. Sin embargo, se ha comprobado que muchas células presentan también la maquinaria enzimática para producir melatonina. Así, existen numerosas fuentes extrapineales como retina, intestino, ovario sistema inmunitario, piel y testículos, entre otros.

Se han descrito diversos efectos de la melatonina sobre la glándula tiroides. Así, se ha comprobado que, en roedores, altas dosis de melatonina “INVIVO” inhiben la actividad mitótica de las células foliculares. Además, la melatonina tiene efecto inhibidor directo en la secreción de T4 y deprime la respuesta del tiroides a la TSH. Sin embargo, una de las acciones más interesantes que la melatonina podría ejercer sobre el tiroides estaría relacionada con su fuerte poder antioxidante. De hecho, se ha descrito que esta indolamina presenta un papel protector contra el estrés oxidativo en la glándula tiroides de rata. La célula folicular tiroidea está sometida a elevada carga oxidativa ya que requiere de H2O2 para la síntesis de hormonas T3 y T4 lo que podría estar relacionado con la alta incidencia de enfermedades tiroideas asociadas a un aumento del estrés oxidativo.

Recientemente se ha atribuido a la melatonina una acción protectora frente al daño oxidativo en la glándula tiroides.

 

  • La Coenzima Q10: el protector de nuestro pulmón celular, la mitocondria, un potente antioxidante de la que os hablé en un anterior post.
  • Vitaminas sobre todo E y D, de las que hablaré próximamente.
  • Omega con fosfatidilserina.
  • Fitoestrógenos como las semillas de lino que regulan estrógenos/progesterona
  • Hormonas Bioidenticas, prescritas por tu ginecólogo si fuera necesario.
  • Minerales como el hierro, selenio, yodo y cobre.

 Te han quedado algunas dudas, comenta en el blog y en pocos días recibirás mi respuesta.

Os deseo a todos una Feliz Navidad.

Os dejo es magnifico video “tu ten la clau”, dirigido por el guionista mallorquín Ernest Riera y producido por la agencia de comunicación Vivirdelcuento.

El corto cuenta la historia de un comerciante que ha visto como sus ventas han caído en picado desde que ha aumentado la compra online a través de grandes plataformas.

 

 

 

Siguemé

Teresa Bonnin

Farmacéutica Titular at Farmacia Bonnin CB
Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonnin en Palma de Mallorca. Para los que no me conocen soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.
He decidido escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia y a veces, por qué no, de lo que más me gusta de “viajes” y “moda”.
Al no haber Facultad de Farmacia en Mallorca me desplacé a Barcelona a estudiar la carrera, después de ser madre muy joven (a los 30 ya tenía dos niñas) me dediqué después de criarlas a seguir estudiando y a formarme.
Hice un Master en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, un postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de Educación y Asesoría nutricional.
Hace 2 años, en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me gradué en Dietética y Nutrición, abriendo una zona especializada en Farmacia Bonnin llamada SANUDIET
Soy una apasionada de la cosmética, me interesa todo lo relacionado con la nutrición y la dietética, y me encantaría compartir contigo mis conocimientos a través de este blog.
Espero que te suscribas y estemos en contacto.
Teresa Bonnin
Siguemé
Comparte este contenido:
All search results