0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin


Tratar nuestra piel desde el interior... no debemos hacerlo solo por belleza como tal, sino desde una perspectiva más de salud y cuidado, la piel es el órgano más extenso que tenemos y nuestra tarjeta de presentación.
Los nutricosméticos, además de los cosmecéuticos y los nutracéuticos, han surgido como una nueva estrategia para prevenir enfermedades y para mantener la salud y el estado físico general al tiempo que apoyan la salud y la belleza de la piel.
Los nutricosméticos pueden describirse como un resultado reciente de un fenómeno de convergencia entre los cosméticos y la industria alimentaria y/o farmacéutica, que aún es desconocido para muchos consumidores.
Los anuncios los  describen estos suplementos orales de nutrientes a veces como “píldoras de belleza”, “belleza desde dentro”, “cosméticos orales”.
 


Los nutricosméticos se pueden definir como productos orales (cápsulas, comprimidos, soluciones orales, granulados e incluso alimentos) que se formulan y comercializan específicamente con fines de belleza.  Dichos productos se encuentran en la intersección entre la nutrición y el cuidado personal.
Y forman parte de la Twincosmética (Cosmética Gemela), consiste en abordar el cuidado de la piel desde dos sectores, el externo y el interno. Propone combinar Suplementos Nutricionales y Cosméticos en un mismo protocolo de belleza para lograr una sinergia que multiplique su efectividad y duración de los resultados en la piel.
Leer más: https://twincosmetic.webnode.es/

Actualmente los nutricosméticos, van más allá de la belleza, y como os he comentado se encauzan hacia una perspectiva más de salud, así algunos ingredientes nutricosméticos pueden no solo actuar sobre la piel, el cabello y las uñas, sino también mostrar otros efectos sistémicos que mejorarían nuestra salud.

En su mayoría tienen un efecto antienvejecimiento, por ejemplo, reducir las arrugas actuando contra los radicales libres generados por la radiación solar, disminuir las hiperpigmentaciones en tratamientos con despigmentantes tópicos, protección de la piel contra el daño foto-oxidativo (inducido por UV), favorecer la hidratación de la piel en patologías como psoriasis y atopía, reducir brotes de acné…

La mayor esperanza de vida de la generación del baby boom en los países industrializados exige nuevas estrategias para mejorar la calidad de vida, con la necesidad de parecer joven, en forma y más saludable y los nutricosméticos están aquí para todas las etapas de nuestra vida: infancia, adolescencia, mujer y hombre adulto, menopausia y geriatría.

5 consejos para elegir tu nutricosmético:

1.Los nutricosméticos se dirigen principalmente a la piel (antiaging, reparación y prevención, protección solar, pigmentación, despigmentación, adelgazamiento), cabello (crecimiento, nutrición, volumen) y uñas (fortalecimiento). Y han de ir en consonancia con tu protocolo cosmético.
2.Los ingredientes deben ser seguros para tomar oralmente (a menudo son derivados de los alimentos), sin efectos secundarios e interacción con otros medicamentos que estés tomando.
3.Los nutricosméticos generalmente se basan en combinaciones de los siguientes ingredientes: carotenoides, polifenoles, extractos de soja (p. Ej., Isoflavonas polifenólicas), micronutrientes, glicosaminoglucanos, aminoácidos, otros elementos vegetales (p. Ej. plantas) y grasas poliinsaturadas (aceites de pescado como omega 3), colágeno, coenzima Q10, extracto de semilla de uva, té verde, luteína, licopeno, omega-3, o superfrutas (por ejemplo, acai), y vitaminas A, C, E y zinc. Consulta con tu farmacéutico experto cual te conviene.
4.Tienen efectos demostrados en la piel, y además los efectos de los nutricosméticos pueden verse también en nuestra salud y en nuestra forma física ( aunque faltan estudios independientes). No te fíes de determinadas paginas web.
5.Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) las “beauty claims” que utilizan los nutricosméticos están fuera del ámbito de aplicación del Reglamento (CE) 1924/2006 sobre declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos porque no responden a su definición. Este criterio no está compartido por las autoridades de algunos Estados miembros de la UE, lo que genera diferencias en los distintos mercados que dificultan, cuando no obstaculizan, la libre circulación de mercancías.
 
Se necesitan ensayos clínicos de mucha población y alta calidad (aleatorizados) con bajo riesgo de sesgo y claramente documentados e independientes para promover la evidencia del uso de nutricosméticos en la salud, piel y la condición física.
Como farmacéutica y nutricionista soy bastante crítica y me gusta estar  bien informada, muchos compuestos fenólicos, carotenoides  y vitaminas, por ejemplo, son antioxidantes fuertes, sin embargo, dependiendo de sus concentraciones, los antioxidantes prometedores pueden comportarse como prooxidantes. Además, las metilxantinas antioxidantes bajas pueden reducir los efectos antioxidantes de los flavonoides en formulaciones mixtas o incluso comenzar a comportarse como prooxidantes. Esto puede inducir efectos secundarios no intencionados.
Antes de tratar tu piel desde el interior o prevenir o tratar un problema de salud con complementos nutricionales, acude a profesionales sanitarios que te  ayudaran y te daran una información precisa y actualizada, además de un  asesoramiento sobre nutrición y apoyo.
Bibliografía:
Kligman, A., The future of cosmeceuticals: An interview with Albert Kligman, MD, PhD. Interview by Zoe Diana Draelos. Dermatol Surg, 2005. 31(7 Pt 2): 890–1.
Piccardi, N. and P. Manissier, Nutrition and nutritional sup- plementation: Impact on skin health and beauty. Dermato- Endocrinol, 2009. 1(5): 271–4.
Más información:
Afedapi
http://www.afepadi.org/index.php/component/k2/item/387-nutricosmetica-un-sector-en-expansion
http://www.afepadi.org/index.php/component/k2/item/381-los-complementos-alimenticios-pueden-ahorrar-miles-de-millones-de-euros-al-sistema-sanitario-espanol
 

Comparte este contenido: