0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin
¿Cuáles son los mecanismos del trastorno del sueño en las mujeres durante la transición menopausia?

Durante la transición menopáusica y la posmenopausia ocurren con frecuencia alteraciones del humor y del patrón del sueño, que pueden alterar la calidad de vida de muchas mujeres.

Hasta hace unos años solo se hablaba de los sofocos nocturnos como causa-efecto de estas alteraciones del sueño, pero se sabe que el aumento de distrés emocional en la perimenopausia puede tener una relación con los niveles altos y erráticos de estrógenos, similar a lo que ocurre en la adolescencia y en el síndrome premenstrual y la disminución de progesterona.

El término “cambios de humor” comúnmente utilizado puede ser literalmente cierto y relacionado con las amplias fluctuaciones en los niveles de estrógenos.

En la etapa menopáusica y en el climaterio o perimenopausia, nos encontramos ante un dilema: el insomnio conduce a un estado de ánimo decaído y los estados de ánimo decaídos (la depresión) conducen al insomnio, cerrándose así un círculo vicioso.

¿Qué efectos tiene el insomnio en la salud de la mujer?
  • Deterioro de la función cognitiva (concentración, tiempo de reacción, memoria)
  • Disminución del nivel de calidad de vida.
  • Aumento de la aparición de depresión y ansiedad.
  • Aumento de peso.
  • Cronodisrupción.
  • Disminución de la productividad/calidad laboral/energía
  • Aumento de consultas médicas con el consiguiente aumento de las prescripciones de ansiolíticos e hipnóticos.
¿Cuál es el papel de la melatonina en los trastornos del sueño durante la transición a la menopausia y la posmenopausia?

Como ya os he comentado en anteriores entradas del blog, la acción de la melatonina endógena nos sirve para el mantenimiento y normalización de los ciclos circadianos sueño-vigilia, la regulación del sueño, la activación de los receptores GABA y la reducción de la temperatura corporal.

A partir de los 50 años, la melatonina endógena disminuye a la mitad y sería recomendable (siempre valorándose si hay problemas de insomnio) tomar melatonina exógena o inducir su síntesis para la re-sincronización de los ritmos circadianos y por tanto, el alivio de los trastornos del sueño debidos a su desincronización.

Con la melatonina exógena, se consigue también disminuir el tiempo de inducción (conciliación) del sueño y aumentar el tiempo total del mismo, mejorar la calidad del sueño (efecto “reparador”) y ya si trabajas a turnos aliviar la sensación de desfase horario (“jet lag”, adaptación a horario laboral nocturno).

Últimamente se ha visto en diferentes estudios, que la melatonina influye en la disminución de los mediadores inflamatorios, lo que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las mujeres que están o estarán en la menopausia. Sin embargo, es necesario buscar protocolos para el uso de la melatonina, con predicción de dosis de uso y verificación de los efectos en el organismo.

¿Es recomendable tomar la melatonina con ZINC?

Si y no, lo que has de saber es que el zinc es un micronutriente que actúa sobre el SNC como:

  • Neuroprotector, función cognitiva, memoria, flexibilidad cognitiva.
  • Neurogénesis, sinaptogénesis, aprendizaje, memoria.
  • Proteínas del humor  (síntesis de triptófano) y estado del ánimo.
  • Antioxidante potente (estrés oxidativo de la depresión).

Lo normal es que las personas obtengamos la mayoría de los nutrientes de los alimentos. En algunos casos, consumir suplementos dietéticos podría aportar más Zinc, pero se debería obtener de la dieta.

Aunque se ha visto que ensayos clínicos con Zinc exógeno, asociado a los antidepresivos, reduce significativamente más la escala de depresión de Hamilton que éstos solos.

Para tratar el insomnio, lo fácil es prescribir benzodiacepinas,  vas a la consulta y le explicas a tu médico que estás en la etapa menopáusica y no duermes y sales con una receta de lorazepam o alprazolam o zolpidem.

Pero, has de saber que las benzodiazepinas suprimen los niveles de melatonina endógena y, por lo tanto, paradójicamente aumentan los episodios de excitación durante el sueño causando inquietud y resaca efectos (fatiga).

¿Sabes cuales son los riesgos de tomar benzodiacepinas en mayores de 60 años?
  • Caídas, somnolencia diurna
  • Descenso de la actividad psicomotora
  • Deterioro cognitivo (memoria, atención)
  • Tolerancia, dependencia, abstinencia.

Y no solo esto:

El uso de benzodiacepinas se asocia con un mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer, sobre todo observado en exposiciones a largo plazo, siendo además un marcador precoz de una condición asociada con mayor riesgo de demencia.

El uso injustificado a largo plazo de estos fármacos debe ser considerado como un problema de salud pública.

En la mujer menopáusica, conviene romper este círculo vicioso insomnio-decaimiento- insomnio, que podría concluir a largo plazo en una depresión y se han de considerar otras líneas de tratamiento sin riesgos de habituación, dependencia o tolerancia, ni somnolencia ni deterioro de la función cognitiva o psicomotora.

El sueño, este es una actividad fisiológica que, aproximadamente, ocupa una tercera parte de la vida humana, donde se realizan funciones fisiológicas indispensables para el equilibrio físico-psíquico.

¿Cómo tratar el insomnio en esta etapa?

El abordaje terapéutico del insomnio durante la menopausia puede ser farmacológico, sin recurrir a las benzodiacepinas, por ejemplo, la terapia hormonal (TH)  mediante la administración de estrógenos (fundamentalmente, estradiol a bajas dosis), gestágeno (esencialmente, progesterona) o tibolona, que es una molécula sintética con acciones estrogénicas, progestagénicas y levemente androgénicas conjuntas.

Otra opción es la prescripción de fármacos antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como la fluoxetina, e inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN), destacando la venlafaxina, que en un primera etapa (maximo un mes) podrían asociarse a benzodiazepinas cuando hay irritabilidad y ansiedad.

Las terapias cognitivas y conductuales:
¿Cuál su papel  en la mejoría del sueño en la menopausia?

Como terapias no farmacológicas, que son menos utilizadas, se pueden citar:

  • Medidas higiénico-dietéticas.
  • Terapia cognitivo-conductual para el insomnio, que es un programa estructurado que incluye terapia cognitiva (desafía creencias y actitudes disfuncionales sobre el sueño), técnicas de comportamiento (la terapia de restricción del sueño (SRT), técnicas de relajación, de control de estímulos), y educación en higiene del sueño (SHE). Se considera el tratamiento de primera línea para el insomnio en la menopausia.
  • También se puede indicar fitoestrógenos, que son compuestos derivados de plantas, que imitan las acciones del estrógeno al unirse a los receptores de estrógeno α y β (especialmente, las isoflavonas).
  • Tratamientos alternativos como el yoga, los masajes o el ejercicio pueden ser útiles, pero hasta ahora no han demostrado su eficacia como tratamientos independientes.
  • La opción de la melatonina en dosis más altas (5 mg).

Madaeva y colaboradores, recomendaron la administración de melatonina y terapia lumínica por la mañana, pues sugirieron que el insomnio durante la perimenopausia se asocia con la alteración de la secreción máxima de melatonina desde la noche hasta las primeras horas de la mañana, y existe una tendencia de disminución de los niveles de ésta en mujeres postmenopáusicas.

Asimismo, otros autores también recomendaron la administración de melatonina (5 mg) por la tarde en mujeres menopáusicas, conjuntamente con 20 mg de fluoxetina (ISRS), al obtener mejoras significativas.

Se ha de tener en cuenta como se vio en un estudio de Freeman y colaboradores que en las mujeres con déficit de sueño moderado/severo durante la premenopausia tuvieron 3,5 veces más probabilidades de tener déficit de sueño moderado/severo en la transición menopáusica que aquellas sin sueño pobre al inicio del estudio, mientras que las mujeres que tenían un sueño levemente pobre durante la premenopausia, tenían aproximadamente 1,5 veces más probabilidades de tener sueño moderado/severamente pobre en la transición menopáusica. Por ende, la falta de sueño durante la premenopausia es un fuerte predictor de la falta de sueño durante la transición menopáusica.

Considero que como farmacéuticos debemos evaluar, detectar y aplicar las pautas disponibles para mejorar la calidad de vida de las mujeres en esta etapa de la vida y sobre todo en un problema tan importante como es el insomnio.

Espero que os haya gustado…

Os leo en comentarios!!!

Bibliografía:

  1. Drake CL, Kalmbach DA, Arnedt JT, Cheng P, Tonnu CV, Cuamatzi-Castelan A, et al. Treating chronic insomnia in postmenopausal women: a randomized clinical trial comparing cognitive-behavioral therapy for insomnia, sleep restriction therapy, and sleep hygiene education. Sleep 2019; 42(2):zsy217. Doi: http://doi.org/10.1093/sleep/zsy217
  2. Madaeva IM, Semenova NV, Solodova EI. Circadian Rhythms of Melatonin Secretion in Peri- and Postmenopausal Women with Insomnia. Int J Biomed 2017; 7(2):126-30. Doi: http://dx.doi.org/10.21103/Article7(2)_OA8.
  3. Hardeland, R. (2014). Melatonina y osciladores circadianos en el envejecimiento: un enfoque dinámico para los jugadores con múltiples conexiones. Envejecimiento y salud: una perspectiva de biología de sistemas, 128-140.
  4. Jehan, S., Jean-Louis, G., Zizi, F., Auguste, E., Pandi-Perumal, SR, Gupta, R.… Brzezinski, A. (2017). Sueño, melatonina y la transición a la menopausia: ¿Cuáles son los vínculos? Ciencias del sueño, 10 (1), 11-18.

Mayla Dormimoon Cannabis Sativa 30 Comprimidos

 

Siguemé

Teresa Bonnin

Farmacéutica Titular at Farmacia Bonnin CB
Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonnin en Palma de Mallorca.

Para los que no me conocen soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.

He decidido escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia, la cosmética, la nutrición y la salud hormonal.

Al no haber Facultad de Farmacia en Mallorca me desplacé a Barcelona a estudiar la carrera, después de ser madre muy joven (a los 30 ya tenía dos niñas) me dediqué después de criarlas a seguir estudiando y a formarme.

Hice un Máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, un postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de Educación y Asesoría nutricional.

Hace unos años, en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me gradué en Dietética y Nutrición, abriendo una consulta de nutrición (Sanudiet).

Soy una apasionada de la cosmética y la formulación individualizada,me interesa todo lo relacionado con la nutrición y la dietética, y ahora estoy cursando un Máster en Nutrición, Medicina y Salud hormonal en la mujer.

Me encantaría compartir contigo mis conocimientos a través de este blog, puedes seguirme también en mi perfil de instagram como @teresabonnin

Espero que te suscribas, que comentes y estemos en contacto.
Teresa Bonnin
Siguemé
Comparte este contenido:
All search results