0
Mi cesta

Total:0.00

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0.00
Seleccionar página
Blog by Teresa Bonnin

El estudio del microbioma humano ha crecido de manera exponencial en la última década, y su importancia en el proceso de salud-enfermedad se hace cada vez más evidente. Se le ha implicado en múltiples enfermedades: autoinmunes, antiinflamatorias, en cáncer, obesidad, ciertas dematosis, síndrome metabólico y riesgo cardiovascular.

En el intestino, únicamente, se han caracterizado cientos de cepas bacterianas y más de 9 millones de genes que comprenden más de 3,000 millones de células. Esto representa aproximadamente 0.5-2 kg de nuestro peso corporal.

El microbioma humano es el conjunto de genes de los organismos microscópicos (microorganismos) presentes en nuestro organismo.

Este conjunto de microorganismos se denomina microbiota, y está integrada principalmente por bacterias, virus y hongos

¿Cuáles son las funciones de nuestra microbiota?

La microbiota normal cumple con múltiples funciones, como las endocrinas, la señalización neurológica, la modificación de la densidad mineral ósea, la maduración del sistema inmune, la inhibición de patógenos, la síntesis de vitaminas (K, B12 y folato), el metabolismo de las sales biliares y la modulación de algunos fármacos.

¿Qué ocurre cuando hay una alteración de la microbiota?

Los probióticos son bacterias vivas (p. ej., Bifidobacterias y Lactobacillus) que se ingieren por el humano para ayudar a restablecer una microbiota intestinal sana, mientras que los prebióticos son oligopolisacáridos fermentables (p. ej., fructooligosacaridos) que ayudan al crecimiento de las “bacterias buenas”.

Cuando hay una alteración de la microbiota hay un desequilibrio inmunitario (disbiosis).

Se ha postulado que la autoinmunidad, la inflamación y las alergias están relacionadas con factores ambientales como microbiota oral, de vía aérea e intestinal.

Este fenómeno puede explicarse por la pérdida de la tolerancia inmunológica ante la presencia de bacterias, pero también por su producción de metabolitos con propiedades inmunomoduladoras.

Pero a pesar de ser los probióticos beneficiosos y relativamente seguros, hay que tener en cuenta que poblaciones susceptibles (en especial pacientes críticos, inmunocomprometidos, con neutropenia y después de una operación) pueden presentar efectos adversos severos y potencialmente letales, como sepsis, fungemia e isquemia gastrointestinal, por lo que es importante que consultes con tu médico y/o farmacéutico ante de tomar cualquier probiótico.

Ahora que se acerca el invierno: ¿Son útiles los probióticos como protectores inmunitarios?

Determinadas cepas de probióticos como el Lactobacilus plantarum CETCT 7315 y 7316 y Lactobacilus fermentum CECT 5716 de origen materno junto con vitaminas y minerales pueden contribuir al funcionamiento normal de nuestro sistema inmunitario.

Funciones:

  • Función barrera nos defienden contra los microbios, toxinas y mantienen el moco intestinal protector de las células del intestino.
  • Función de defensa en el desarrollo del sistema inmunitario intestinal.
¿Cuándo estarían indicados?

Lactoflora protector inmunitario adultos.

En adultos en periodos de convalecencia tras gripes, resfriados y ahora que empieza la campaña de vacunación de la gripe, sobre todo en personas mayores de 65 años o cuando estamos sometidos a un exceso de estrés, trabajo y mala alimentación ya que son causas de disbiosis intestinal.

En esta época del año, cuando se acerca el invierno, Lactoflora protector inmunitario, se presenta en capsulas fáciles de tragar, no contienen ni gluten ni lactosa y pueden ayudarnos a prevenir enfermedades respiratorias.

Además de L. plantarum CECT 7315 y 7316 Lactoflora protector inmunitario, contiene Vitaminas B (B6, B9,B12 A y C) y minerales ( Selenio y Zinc) que actúan también aumentando nuestras defensas.

Se recomienda tomar una capsula al día después de una comida durante mínimo 1 mes.

En el caso de que la persona tenga su sistema inmunitario muy debilitado, se recomienda tomar Lactoflora protector inmunitario durante 3 meses para un máximo beneficio.

Lactoflora Inmuno Infantil

Los humanos adquirimos la microbiota al momento de nacer y su composición dependerá́ de la vía de nacimiento (vaginal o cesárea). Ya desde entonces se hace una distinción entre el tipo de bacterias que predomina en el neonato, que pueden ser similares a los que se encuentran en intestino y vagina de la madre o como las que se encuentran en la piel.

Posteriormente, la maduración microbiana se ve influenciada por el tipo de alimentación que reciben los niños, particularmente tras suspender la lactancia materna.

Lactoflora Inmuno infantil permite a los niños seguir beneficiándose de las bacterias probióticas que la madre trasmite al niño durante la lactancia.

Además, contiene Vitamina D3 ((colecalciferol) que mejora la inmunidad, la autoinmunidad, y, por tanto, produce disminución de las infecciones.

Ahora que tu hijo inicia el periodo de guardería o el curso escolar sería un buen momento para tomar Lactoflora Inmuno Infantil.

Se recomienda también si tiene una alta prevalencia de afecciones respiratorias y gastrointestinales.

Como tomar Lactoflora Inmuno Infantil:

  • Prevención: 1 sobre al día después de una comida principal un mínimo de 4 semanas.
  • En casos de infección: 2 sobres al día después de una comida principal entre 2 y 4 semanas.

Recuerda:

Lactoflora tiene un probiótico para cada situación y estos microorganismos han sido avalados por estudios rigurosos y para que puedan considerarse como tales es necesario que cumplan una serie de características, entre las que se incluyen:

  • Seguridad biológica, es decir ser seguros e inocuos bajo cualquier circunstancia para el ser humano, por ello son reconocidos como como organismos GRAS (Generally Regarded As Safe) y QPS (Qualified Presumption of Safety) por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos y la European Food Safety Authority, respectivamente.
  • Tolerancia a las condiciones ambientales del tracto gastrointestinal, es preciso que resistan el pH gástrico, las enzimas digestivas y la acción detergente e inhibidora de las sales biliares.
  • Colonizar el intestino y adherirse a la mucosa intestinal para que tenga lugar la modulación de la respuesta inmune.

Ahora que se acerca el invierno, consulta con tu farmacéutico sobre el uso de probióticos para aumentar tus defensas, “no todo vale para todo”.

Siguemé

Teresa Bonnin

Farmacéutica Titular at Farmacia Bonnin CB
Hola soy Teresa Bonnin, farmacéutica co-titular de Farmacia Bonnin en Palma de Mallorca. Para los que no me conocen soy mallorquina de pura cepa y una amante incondicional de la “Serra de Tramuntana”.
He decidido escribir un blog sobre diferentes temas relacionados con el mundo de la farmacia y a veces, por qué no, de lo que más me gusta de “viajes” y “moda”.
Al no haber Facultad de Farmacia en Mallorca me desplacé a Barcelona a estudiar la carrera, después de ser madre muy joven (a los 30 ya tenía dos niñas) me dediqué después de criarlas a seguir estudiando y a formarme.
Hice un Master en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Universidad de Valencia, un postgrado en Nutrición por la Universidad de Navarra, me especialice en cosmética farmacéutica y realice varios cursos de Educación y Asesoría nutricional.
Hace 2 años, en el 2012 volví a la Facultad, nuevamente fui estudiante y me gradué en Dietética y Nutrición, abriendo una zona especializada en Farmacia Bonnin llamada SANUDIET
Soy una apasionada de la cosmética, me interesa todo lo relacionado con la nutrición y la dietética, y me encantaría compartir contigo mis conocimientos a través de este blog.
Espero que te suscribas y estemos en contacto.
Teresa Bonnin
Siguemé
Comparte este contenido:
All search results